Loading...

Tiempo

Hace 2 meses estaba cansado, desesperado y se me acababan las fuerzas. Varios proyectos no levantaban y comenzaba a quedarme sin dinero, los ahorros se diluían. Y lo más importante, mi salud se comenzaba a sentir extraña.

Busque alternativas, amigos me contactaron y me pidieron mi CV. Incluso llegué a buscar en empresas, sólo participé en 2 procesos, algo me decía que no me desesperará que siguiera adelante.

Visité el médico y me indicaron que le bajara, tenía inflamado algo en la cabeza y podía ser indicios de principios de parálisis facial.

No me gustó la noticia.

 Apoyo, mucho apoyo. Eso es lo que tuve y lo agradezco, incluso me alejé del celular, redes sociales y comencé a ver más a mi familia.

Cuide mi salud, observé mi alimentación y asistía más al gimnasio, pero sobre todo alimente mi mente. Estudié mucho por 2 meses, modelos de negocio, alianzas, tecnología, innovación, ventas, diseño gráfico, comencé a jugar videojuegos, tocar la guitarra nuevamente y a viajar.

¡Sin duda viajar es de mis pasatiempos favoritos!

Al paso de las semanas me di cuenta de que lo que me tenía cansado era el ritmo que traía. Que tenía oportunidades, pero no las estaba aprovechando correctamente.

Seguí estudiando, aprendiendo, tomando talleres.

En 2 meses ya presente a inversionistas un producto, la siguiente semana voy a China a buscar proveedores y a ver un fondo de inversión y aceleradora.

En 2 meses todo mejoró, sólo tuve que alejarme un poco.

Darme un respiro.

Y tú ¿Te das tu tiempo?

0

You might also like