Loading...

¿Internet de las Cosas?

Es un término del que escuchamos hablar constantemente, y cada día es más común escucharlo. Internet de las cosas, Internet of Things o IoT por sus siglas en inglés, es un concepto un poco abstracto pero que ha estado ganando bastante popularidad en los últimos meses. En mis palabras: Es conectar dispositivo, electrodomesticos, muñecos o cualquier cosa a internet por medio de sensores.

Para darnos una idea, les dejo un video explicativo

Para entender de qué va el Internet de las cosas debemos también comprender que no es una tecnología nueva, y mucho menos sus fundamentos. Aproximadamente hace unos 30 años que se viene trabajando con la idea de hacer un poco más interactivos todos los objetos de uso cotidiano, o el “Smart Home” hogar inteligente, también conocido como la casa del mañana. Y hoy tenemos proveedores de luces, cámaras, cortinas e incluso electrodomesticos que nos alertan o indican acciones en nuestro hogar.

El Internet de las cosas potencia objetos que antiguamente se conectaban mediante circuito cerrado, como comunicadores, cámaras, sensores, y demás, y les permite comunicarse globalmente mediante el uso de la red de redes.

Si bien, es algo que comienza a explotarse. Algo a tomar en cuenta es la seguridad, no por estar utilizando dispositivos “nuevos” debemos dejar la responsabilidad de la seguridad en sus manos.

En el sector hogar no ha desarrollado como se esperaba y es el sector privado (industrias) donde el Internet de las Cosas se está haciendo cada vez más popular.

  • Manufactura: la maquinaria que se encarga de controlar los procesos de fabricación, robots ensambladores, sensores de temperatura, control de producción, todo está conectado al Internet en cada vez más empresas lo que permite centralizar el control de la infraestructura.
  • Ciudades inteligentes: control de semáforos, puentes, vías de tren, cámaras urbanas. Cada vez más ciudades implementan este tipo de infraestructuras basadas en el Internet de las Cosas que permiten monitorear el correcto funcionamiento de sus estructuras además de adaptar más flexiblemente su funcionamiento ante nuevos eventos.
  • Control ambiental: una de las áreas en las que está teniendo más éxito el Internet de las cosas, pues permite acceder desde prácticamente cualquier parte a información de sensores atmosféricos, meteorológicos, y sísmicos.
  • Sector salud: cada vez más clínicas y hospitales alrededor del mundo confían en sistemas que les permiten al personal de salud monitorear activamente a los pacientes de manera ambulatoria y no invasiva.

Y tu ¿Harías tu casa inteligente?

0

You might also like