Loading...

Primer viaje del 2018: Previo a salida desde CDMX y llegada a Tokio

Después de varios años de espera, finalmente en octubre de 2017 compramos los boletos para Tokio. Un sueño hecho realidad, no podía esperar el día de practicar mis frases  y conocer un país y su cultura que siempre me ha llamado la atención: Japón.
Previo
El día 6 de febrero es cumpleaños de uno de los hombres que más quiero: Mi Papá, don Tito Casarrubias. El día arranco con una llamada a el de su cumpleaños y una cita para comer juntos.
En la oficina pase  a cerrar pendientes, hablar con el equipo de BigBúho, a las 12:30 ya estaba listo para comer con mi familia.
Un buen momento, agradable y que disfruto bastante, platicar con mi papá, mi mamá y mis hermanos. Aunque algunos de ellos no pudieron llegar, la pasamos increíble.
Por la tarde asistí a mi última junta y dí mi última clase de inglés previo al viaje, a las 9:30  me despedí de los alumnos, de Robert y arrancamos la aventura al aeropuerto.
Llegamos aproximadamente a las 10PM, y a las 10:30 estábamos listos. ¡Qué fácil es hacer el registro en línea! evitas horas y solo documentas el equipaje si es necesario.
7 de febrero, probablemente el día más corto de mi vida.
Pasamos a cenar, yo pedí unos taquitos rellenos(mi último platillo previo al viaje) y abordamos a las 12:30
El vuelo inició 1:30 am y  estuvo muy tranquilo. Ví algunas películas, arranque la serie Dark en netflix y comencé a practicar mi “arigato” jaja. Entiendo poco japonés y ha funcionado muy bien.
El vuelo duró aproximadamente 14 horas y 40 minutos, pedí comida japonesa, tomé sake, tome cerveza japonesa, té verde y dulces de cebolla.
8 de febrero, llegada a Tokio… el día más largo
A las 6:05 am (hora de Tokio) aterrizamos, las asistentes de vuelo muy bien, gracias por todo ¡ANA tiene un servicio maravilloso!
Por cierto… olvidé una gorra al salir del avión 😛
El pase por migración para mi fue muy fácil, para Sonia y mi cuñado les pidieron datos adicionales como el nombre del hotel donde estaríamos y todo listo para irnos a la ciudad.
Compramos boletos para Keisei Skyliner y nos fuimos a la ciudad, donde tendríamos que bajar en Nippori. Algo gracioso fue que al subir al avión mostraron un mensaje de “siguiente parada Nippori”, llevábamos 5 minutos en el tren, y ya nos estábamos levantando para bajar… el viaje duró 45 minutos jajaja. Esperando la bajada desde antes 😛
Al llegar a Nippori, tomamos el metro para ir a Oji Station, cerca de ahí se encuentra Hop Step Inn, el hotel donde nos quedamos y que fue una muy grata sorpresa.
Desde ese momento comenzamos a buscar un lugar de ramen, para probar el primer platillo en Tokio. Vimos algunos pero estaban cerrados, era aproximadamente 9AM  y decidimos llegar al hotel, y hacer el check in si el cuarto estaba disponible. Así fue y pudimos descansar del viaje unos minutos mientras preparábamos las cosas para la visita de algunos lugares.
El plan era que a la llegada el hotel, vía Fedex, ya se hubiera realizado la entrega de nuestro JR Pass exchange card, que es una estilo carta que cambias por una tarjeta estilo visa para poder tomar trenes por todo Japón. Esto no pasó, no había llegado. Por lo que el plan cambió  y decidimos ir a buscar comida mientras estábamos en el barrio de Oji.
A las 10 nos encaminamos en busca de un lugar llamado Honda Ramen, nombrado el mejor ramen de 2014. Gracias a un pocket wifi nos encontramos conectados todo el tiempo y después de caminar 25 minutos, encontramos el lugar.
Una casa antigua, una fila de personas y máximo 10 lugares dentro del lugar para comer nos esperaban. En mi japonés pedimos tori & tamago (si como el tamagotchi jaja), el chico que atendía la fila, hizo lo posible por explicarnos el menú(todo en kanji e hiragana) y pedimos algo de soya con pollo y huevo.

Esperando entrar a Honda Ramen

Pasamos al local, pagamos en una maquina 870 Yenes por persona y nos imprimió 3 boletos, uno por cada orden. Después sales a esperar a que el lugar tenga asientos disponibles(esperamos 40 minutos en el frio: entre 4 y 6 grados centígrados) y el momento soñado ocurrió: Nos llamaron para comer: ITADAKIMASU!
Honda Ramen
Mientras nos preparaban la comida platicamos con el cocinero en un ingles, español japonés extraño. Le dijimos que somos de México y conocía el equipo de futbol Pachuca, por el jugador Honda. Nos dijo otras cosas que no entendimos, pero si entendimos el ¿que tal el ramen?
no había palabras para describirlo: ¡UNA DELICIA!¡Oishii!
Nos tomo 15 minutos comer y salir del lugar que esperamos casi una hora, valió la pena.
La dirección del lugar es:
1 Chome-22-6 Higashijujo, 北区 Tokyo 114-0001
Recomendable al 1000%
Al salir del lugar, FedEx me notificó vía correo que el JR exchange pass había sido entregado, por lo que reajustamos planes y decidimos visitar: Kamakura y su famoso Gran Buda en el templo Kōtoku-in.
Para llegar, hicimos aproximadamente 2 horas: Ya que pasamos a Tokyo station por el JR Pass, donde nos atendieron muy bien. Tomamos el tren de Yokosuka Line y bajamos en Kamakura station, en la ciudad de Kamakura. Caminamos aproximadamente 30 minutos para llegar al templo Kōtoku-in (高徳院)
Al ingresar al lugar se paga una cuota de 200 Yenes(35 pesos aproximadamente) y vimos al gran Buda ¡Un lugar precioso! desde que lo ví sabía que quería comprarle algo a mi hermana Monica 😃 ¡Ya te llevo tu imán!


Daibutsu, el Gran Buda de Kamakura. El Gran Buda de Kamakura (大仏, daibutsu) es una estatua de bronce del Buda Amida de 13,35 metros de alto y unas 93 toneladas de peso situada en el templo budista Kōtoku-in (高徳院), en la ciudad de Kamakura (prefectura de Kanagawa).

 

 

Puerta dorada del templo de Kamakura

 

Los omikuji (おみくじ) son pequeños papeles, doblados o enrollados, que podemos adquirir en la gran mayoría de templos y santuarios japoneses, que nos predicen el futuro y la fortuna. Y por su bajo precio son uno de los amuletos o engimono más populares en Japón.

 

Niña y los Omikuji (おみくじ)

 

Daibutsu (大仏)

 


Daibutsu y Yo

 

Mi esposa y Yo en el templo budista Kōtoku-in (高徳院)

Terminando el recorrido del templo decidimos caminar por la ciudad, es interesante ver letreros de “Ruta de evacuación de Tsunami”. La zona cercana al templo es de calles bonitas, una playa cercana y un frío interesante.

Playa de Kamakura, Japón.

 

Al salir nos dirigimos a Yokohama, llegamos aproximadamente a las 7PM y ya llevábamos aproximadamente 48 horas sin dormir, estábamos fulminados por lo que pasamos a comer algo y decidimos regresar al hotel sin recorrer la ciudad. Ya la recorreremos el día sábado.
Llegamos al hotel, compramos una cervezas y dormimos para descansar y prepararnos para el itinerario del viernes 9 de febrero: La ciudad de Tokyo y el museo Ghibli
¡Hasta pronto! ¡ja mata ne!